Reflexiones sobre el Uso del Filtro UV


El año pasado, durante un almuerzo en Madrid con José Cristobal Hoyos, Mauro A. Fuentes y José María Mellado surgió el tema: ¿Debemos usar el filtro UV? ¿debemos usarlo siempre? o por el contrario ¿debemos olvidarnos de él?

Muchos fotógrafos no los usan. Prefieren aprovechar al máximo la calidad de sus objetivos.
Otros prefieren proteger siempre sus objetivos con estos filtros.

Los filtros UV (ultravioleta) se han usado tradicionalmente con dos finalidades:

  1. No dejar pasar las radiaciones ultravioletas.
  2. Como medida de protección contra golpes, suciedad y condiciones climáticas desfavorables.

Las cámaras digitales no necesitan filtros UV para evitar los rayos ultravioletas como pasaba en la fotografía analógica.

Si los usamos, debería ser como medida de protección de la lente frontal en situaciones de alto riesgo como la playa, desierto, viento…

Reconozco que en Islandia le sacamos partido, porque el viento y la lluvia nos obligaba a limpiar las ópticas constantemente, y no es lo mismo limpiar un filtro que un objetivo. El filtro lo secaba y luego le pasaba una de esas toallitas húmedas individuales para limpiar gafas, y a continuar la ruta.

Pero no hay que olvidar que al colocar un filtro estamos añadiendo un elemento extra en la óptica de nuestra cámara y eso puede traducirse en más aberraciones cromáticas, más reflejos parásitos y pérdida de nitidez.

Para ilustrar la pérdida de calidad que puede producir el uso de filtros UV usaremos Tunas fotos que José Cristobal Hoyos hizo con un Canon UV Haze (Sharp Cut) (no precisamente de los baratos) y sin él.

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

Aquí podemos ver otro ejemplo de pérdida de nitidez:

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

Aunque en la en la fotografía diurna no hemos detectado este tipo problema, parece razonable abstenerse de usar filtros UV para fotografía nocturna.

En la revista Digital Photo Pro de Marzo-Abril 2009, en la página 31, hablan de los filtros Heliopan SH-PMC (ver hpmarketingcorp.com) asegurando que eliminan el 99.9% de los reflejos de luz. No tengo ni idea cuanto hay de promoción y de verdad en la afirmación, pues no los he probado.

La pregunta es… si invertimos importantes sumas en la compra de objetivos de gran calidad ¿es razonable poner en juego el rendimiento de las ópticas agregando elementos extra de inferior calidad? (esto podríamos aplicarlo al resto de los filtros: colores, degradados, densidad neutra…).

Mauro publicó en enero un artículo titulado ¿Hay que usar siempre un filtro UV? en el que también se hace eco de los problemas asociados al uso de estos filtros.

19 Comentarios


  • TheOm3ga // // Responde

    En mi opinión la pregunta es… si invertimos importanres sumas en la compra de objetivos de gran calidad, ¿es razonable poner el juego la vida de nuestro objetivo arriesgándonos a no llevar un filtro UV?

    Y también, ¿el incremento de calidad (a veces insignificante) al quitar el filtro UV compensa el riesgo de sufrir un accidente con desastrosas consecuencias evitables, por otro lado, si hubiéramos llevado el UV?

  • luis calle // // Responde

    Como tu bien apuntas es una cuestión a valorar, según dónde y cómo vayamos a usar nuestro equipo.A menudo trabajo en un ambiente hostil y agresivo (construcción), pero la cámara siempre está por allí dispuesta a lo que pudiera surgir. En otros lugares, como el campo y la playa, el viento arrastra partículas de polvo y arena que son muy agresivos con nuestras ópticas. Otra ocasión peligrosa es en sitios resbaladizos por la lluvia, nieve o heladas, por no decir de los fuegos artificiales retratados en proximidad
    Creo que en estos casos es preferible salvarguardar la integridad de nuestras ópticas aunque con ello perdamos algo de nitidez…Ya en dos ocasiones mi cámara y yo fuimos a estrellarnos contra el suelo y si no llega a ser porque el filtro UV absorvió el golpe y se destrozó,el objetivo habría quedado inútil.
    otra cosa es si vamos a trabajar con bodegones o en estudio, en interiores y con total tranquilidad y en ausencia de obstáculos u objetos que puedan rayar nuestras ópticas. Entonces podemos tranquilamente prescindir de ese añadido y aprovechar al máximo toda la nitidez que nuestro objetivo sea capaz de darnos.

    En definitiva, para mi, en exteriores, protegidos, y en interiores, a pelo.

  • Julio Mateos // // Responde

    Supongo que es la eterna pregunta, o la pregunta del millón. En mi caso la solución es clara. Por la experiencia, la probabilidad y el destino divino … es mejor tener el filtro puesto que no (incluso en interiores y donde te crees a salvo de todo). Un par de ópticas se salvaron por ello 😉

  • osselin // // Responde

    Yo no lo uso nunca pero si tuviera un objetivo de 1500 euros…me lo pensaría.

  • Paco // // Responde

    Yo en cada objetivo uso uno, y no de los baratos precisamente… B&W, gracias a uno de ellos tengo vivo el 17-55, fue un ligero toque el que me dio un fulano con un reloj en un leve giro, y se rompio… fueron 50 euros, pero no mas de 1500.

  • Nina // // Responde

    guau que cambiooooo, te felicito, un besote

  • josé antonio castro guerrero // // Responde

    yo tambien los uso… ademas ahora no esta la economia para arriesgarse mucho.

    buen cambio en la pagina…

  • David Aragón // // Responde

    Un poco fuera de tema … DIOS QUE CAMBIO ! 😀 como NINA te felicito, como siempre vas a mejor !

  • Busca2 Fotografías // // Responde

    Yo siempre he llevado puesto el filtro siempre a excepción de las fotografías nocturnas, en las que no dudo en quitarlo para evitar que las pequeñas fuentes de luz que pueda haber se distorsionen y aparezcan en la fotografía. Pero como siempre felicidades por este post muy interesante.

  • UnSumiso // // Responde

    ¿Pontelo ponselo?

  • juan monzon // // Responde

    Totalmente de acuerdo con este post. Recientemente tuve un percande con uno de mis objetivos, un canon 24-70 2.8 L USM . No suelo usarlo cuando salgo con mis niñas, pero ese día de patios en Córdoba… lo usé. Distraido con las niñas, saqué la cámara, el ojetivo se enganchó en la correa y se cayó al suelo. Menos mal que estaba enfundado. Cayó de boca, dobló la arandela del filtro y rompió el cristal. Se me pusieron a la altura del gaznate. El objetivo … bien gracias. Desde entonces, a la espera de comprar un nuevo filtro estoy haciendo fotos sin filtro y he notado un incremento de nitidez, incluso en los diurnos y el filtro era bueno. En fin espero os sirva mi experiencia. Un saludo.

  • Juan Aguere // // Responde

    Pues yo tengo uno de 1500 y se lo he quitado. He sacado algunas nocturnas y me las ha fastidiado asi que ya no mas UV. Creo que su uso solo está justificado en condiciones extremas. No tiene ningun sentido gastarnos un pastón para mejorar la calidad de imagen y luego volver a gastar otro pico más en comprar un UV para empeorar la calidad de imagen.
    Eso si, el parasol hay que ponerlo siempre!!

    Saludos

  • Luisa // // Responde

    Primero de todo, enhorabuena por el éxito editorial!
    Enhorabuena también por la entrada sobre filtros, es un tipo de información que siempre viene muy bien, como otras entradas tuyas en el pasado.
    La nueva imagen: la letra blanca sobre gris se hace ardua de leer. ¿Sería posible ofrecer las dos alternativas, fondo blanco o fondo gris?
    Finalmente, y aunque no viene a cuento, me acabo de apuntar a un taller que impartirá Mellado en Madrid a finales de junio (Fotocasión). Ya tengo ganas de conocerle, después de oirte hablar tanto de él.

  • manuelo // // Responde

    Muy buena la nota, termino de comprobarlo con una Nikon d90 y efectivamente existe una diferencia en calidad, como protección es efectiva, un gran saludo.-

  • Roberti Rivas // // Responde

    Hola, yo comenze a usar el filtro UV hace una semana, y he notado gran cambio en mis fotos a contraluz, los tonos cambian, y la luz parásita de alguna manera se centra en el encuadre. Lo que pensaba era adquirir un filtro sin UV ya que no pensaba tener estos cambios en las tonalidades, por momentos la foto “lavada”. Si hay forma de evitar estos efectos con el filtro UV agradeceria me lo compartieran.

  • Leopoldo Ruan // // Responde

    Hola a todos, soy de Caracas, Venezuela. Alguien comentó algo sobre el parasol. ¿Anteriormente ya hubo alguna discusión acerca de cuándo usarlo y cuándo no? Saludos nuevamente, me estoy iniciando en este mundo por amor al arte!

  • Óscar Alfonso Caviedes // // Responde

    Hace unos días estaba haciendo unas fotos solo por mantener el entrenamiento, las imágenes eran de un fuelle que montaba un 80 mm 2,8 de Mamiya modificado para encajar en bayoneta OM, al revisar en la pantalla la imagen me pareciá con poco contraste y no me explicaba la razón, siempre utilizo filtros con multirecubrimiento para reducir al máximo la perdida de calidad, sin embargo quite el filtro e hice una nueva toma, la diferencia era abrumadora el contraste habia regresado y en cuanto a la nitidez en la pantalla no podía apreciar diferencias pero luego en el computador si era apreciable
    desde ese día pienso dos veces antes de disparar con filtro, aún están montados los filtros UV en cada uno de los objetivos, más de 20, pero al hacer fotos los retiro.
    siempre le he dicho a otros que es más económico reemplazar un filtro que un objetivo y hoy simplemente espero que la calidad de los objetivos que tengo no se diluya en medio del miedo
    Señores, vivimos con miedo y eso reduce la calidad de lo que hacemos.

  • Allain // // Responde

    Así estamos; vivimos con miedo como dice Óscar. Mi última compra fue un 135mm f2 L de segunda. Antes de pagar ya estaba con miedo, pues la lente tenía unas pequeñas manchitas en el cristal y unos minúsculos gopecitos (roces en realidad)en el cuerpo. Lo peor de todo es que no tenía otra opción de compra, ya que estoy recidiendo en Perú y aquí conseguir una lente de ese calibre totalmente nueva me habría costado el como 300 dólares americanos. Al final lo adquirí en $ 1050 dólares (muy caro para ser de segunda, pero…). Ebay, Amazon y demás no llegan a Perú. Si aún así lo compras por esa vía el IVA tripicaría el precio de venta de forma injustificable. En fin, que compré la lente con miedo. Llegué a la casa y la limpié con miedo. Cada vez que la miro siento miedo (sobre todo porque funciona bien, perfecto). El miedo nos tiene locos, así que he decidido romper con eso. Nada de filtros UV ni de tonterías a la hora de limpiar la lente. Sí, cuándo tenga tiempo y dinero le compraré un parasol (el objetivo me lo vendieron sin parasol y aquí en perú no hay forma de encontrar el original). Por el momento he tenido que ponerle el de otro lente que le va, pero no es igual, o sea, no se empotra bien y demás. Hace poco vi la entrevista que le hicieron en Salvados a José Luis Sampedro y me di que ese tío lleva mucha razón; el miedo nos está conviertiendo en una especie de cabrones que dejamos de hacer lo que debemos hacer por miedo. Si se jode la lente que se joda, pero tomando fotos. No puedo seguir viviendo con la idea de que algún día se joderá mi lente por limpiarla, tocarla, mirarla, utilizarla, etc. Tengo un amigo que rayó la más preciada de sus lentes (serie L) poniéndole un filtro UV en la tranquilidad de su estudio. El miedo está en todas partes, colegas; desterrémoslo.

  • Cesar Vega // // Responde

    Para mi?..objetivos sin filtro, el tema habla sobre la calidad optica de la imagen no de la proteccion, tratandose de cristales, siempre tendremos el riesgo…si bien uno puede usar gafas de proteccion por eventuales daños a la vista, no anda por el mundo todo el tiempo con ellas, pues la verdadera calidad del color se aprecia a ojo descubierto..y eso que el ojo es mil veces mas preciso que una camara..
    Saludos. desde Chile.

Deja un comentario a Allain