Arag Zahar


Siento no haber podido publicar antes, pero como muchos sabéis he estado de viaje por Marruecos en busca de las fotos que faltaban para el libro.

A dos horas en 4×4 de Mhamid (Marruecos), muy cerca de Argelia podemos encontrar Arag Zahar. Un mar de dunas, un psicotrópico natural para los sentidos.

Como decía mi buen amigo Javier González: el gran desierto del Sáhara proporciona una experiencia tan fuerte como los impactantes paisajes de Islandia.

La foto fue obtenida a las 7.13h.

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

Haz clic sobre la imagen para ampliarla.

Cámara Canon EOS-5D Mark II
Abertura f16
Velocidad 1/15sg
Objetivo Canon EF 24-105/4 L IS USM.
Longitud focal 24mm
Modo Manual
Medición Evaluativo
ISO 100
Calidad RAW
Trípode.

Desde aquí, queremos transmitir nuestro más sincero agradecimiento a Mahjoub, nuestro guía saharaui, por su buen hacer y simpatía.

14 Comentarios


  • Bruxo // // Responde

    Vaya pues como el resto de fotos estén a la altura de esta el viaje habrá sido un éxito. Im-presionante.

  • Polydactyle // // Responde

    Just a wonderful shot!!

  • JokinSu // // Responde

    Preciosa foto.
    Imaginándome el lugar, hubiera lanzado una panorámica de esas magníficas dunas.

    Si me permites un pero, lástima que el cielo no estuviera azul…

  • Joaquin Arias // // Responde

    Entre tanta soledad esas pisadas inquietan…

  • un_mar_en_calma // // Responde

    creo que quiero seguir esos pasos, :).
    Me gusta como te ha quedado, Juan.

    un abrazo

  • poleteiep34 // // Responde

    Más más, queremos más!

  • José Fàbrega Agea // // Responde

    ‘Qué suerte tienes Juan! Como le comenté a Javier Rodriguez en una foto similar, el horizonte estrecho( reconozco que soy un maniático), me choca visualmente.
    Yo suelo hacer un truquillo que es irme a Flickr antes de fotografiar un lugar natural. allí veo entonces como han tratado el mismo lugar otros fotógrafos. Por ejemplo, clicando “Sahara” en Flickr salen unos tratamientos de horizonte muy variados.
    Un abrazo, Juan, aunque estoy muy desconectado de los blogs últimamente, son muchos años siguiendo tu trabajo como para dejarlo ahora ( y naturalmente es un placer hacerlo, amigo)

  • Ramón Portillo // // Responde

    JO!! Pero estos lugares ¿existen? Me encanta el tono de la arena y de acuerdo con Osselin en que ese cielo tan comprimido da una sensación algo angustiosa, quizás no haya milímetros para meter tanta duna y cielo a la vez con el detalle deseado.

    El detalle y textura en la arena es ¡de cine!

    Saludos y bien venido de nuevo Juan.

  • leibowitz // // Responde

    una bella postal, debe de ser impresionante poder hacerla uno mismo

  • Manu HQ // // Responde

    Muy buenas Juan, se te echaba de menos.
    Veo que el viaje ha sido productivo, una imagen bellísima, espero que le siga una serie como sólo tú sabes ofrecérnoslas.
    Un saludo.

  • RafaLu // // Responde

    Valió la espera. Anda Juan dejanos ver tu excelente trabajo. En particular, me gustaría ver a las personas que te acompañaron o ayudaron. Un fortísimo abrazo.

  • Osselin // // Responde

    Sonríe el druida, contemplando el desierto en su inmensidad infinita. Las sinuosidades se suceden en una armonía templada y ya no sabe el druida si su alma contempla el paisaje o el paisaje contempla su alma.
    La realidad rotunda en trescientos sesenta grados es de una belleza implacable y sobrecogedora, sobre todo si pensamos que todo ello no es más que el sumatorio infinitésimo de un grano de cuarcita.

    Saludos.

  • Pepe Muñoz // // Responde

    impresionante las dunas del fondo de la imagen… !!!

  • David Aragon // // Responde

    Impresionante imagen amigo … Sobre todo imagino lo que pasaríais para conseguirla.

    Estupendo equilibrio (dificil de conseguir) entre sombras y altas luces, una nitidez buenísima y un a gran composición. Inspira calma por un lado y por otro un desasosiego impresionante solo de pensar en quedarse ahí tirado …

    Saludos

Escribe tu comentario