Fábrica de Cemento de Carboneras


Cuando regresábamos de nuestra escapada fotográfica en Cabo de Gata/Desierto de Tabernas hice una parada para sacar unas fotografías de esta fábrica de cemento que se encuentra a la entrada de Carboneras (Almería – España).

Creo que en todo lo que nos rodea podemos encontrar belleza… sí, incluso en los paisajes urbanos e industriales, antítesis del romanticismo, esplendor, sublimidad y encanto bucólico.

La miniatura sufre un ratio de compresión muy elevado. Haz clic sobre ella para ampliarla.
Fábrica de Cemento de Carboneras - garcía gálvez © 2007 -

Cámara Canon EOS-1D Mark III
Abertura f11
Velocidad 1/160sg
Longitud focal 16mm
ISO 100

9 Comentarios


  • Nando // // Responde

    Totalmente de acuerdo, los paisajes urbanos ofrecen lineas rectas y características geométricas que no ofrece la naturaleza, y vistas desde tu lente es toda una experiencia!
    Saludos!

  • Leonardo Lambrecht // // Responde

    Tu comentario me recuerda a cuando estudiaba bellas artes. Creía antes, que sólo se podía encontrar belleza en lo natural (entendiéndose por natural lo que no había sido modificado por el hombre). Mientras estudiaba comprendí que al ser los humanos parte de la naturaleza, nuestras creaciones reflejaban características naturales.

    Así es cuando se usa la seccion aurea o formas geométricas fractales (consciente o inconscientemente), o incluso aquellas formas que inspiro el estudio de la naturaleza pura (caso de muchas maquinarias actuales).

    Por otro lado, creo que la mayoría de los adjetivos que le negas a lo industrial/urbano le son perfectamente aplicables. Por ej. Como se ve en muchas peliculas (matrix, por nombrar un fenomeno mediatico) lo urbano/industrial, puede ser perfecto para transmitir romanticismo.

    Por supuesto, la foto es excelente. Gracias por seguir enseñándonos.

  • Ramón Portillo // // Responde

    Tienes toda la razón Juan, pero es que algunos tenéis mucha más facilidad para encontrar esa belleza y plasmarla en una toma 😉

    Hay que ver, el mundo es un pañuelo, hace unos años, al inicio de mi vida laboral trabajé en una industria de estructuras metálicas, y me vi envuelto en el diseño y montaje del soporte de un colector de decantación precisamente para esa cementera. No, no está en esta fotografía, pero se me hace curioso porque la foto me ha recordado a aquella marabunta de planos y uniones atornilladas…

    Saludos.

  • Nina // // Responde

    hermosas tomas Juan un abrazo!

  • manolo // // Responde

    al final volví tambien hacer fotos allí pero no me dejaron entrar.la hiciste desde fuera?. un saludo y gracias por el “robado” de la playa.muy chulo

  • garcía-gálvez // // Responde

    Pues, sí que es un pañuelo, Ramón. ¡Qué casualidad!

    Manolo, pedí autorización a los de seguridad para entrar, pero no me dejaron. Esta foto la saqué por encima de la valla.

    Muchas gracias por vuestros comentarios.

  • osselin // // Responde

    Apreciado Juan:

    La tonalidad/color del cielo ,desde mi punto de vista muy personal y subjetivo, posiblemente me equivoco, le reduce mucho impacto a la foto.
    Seria curioso subrayar y destacar los blancos y brillos de los depósitos en postprocesado estilo Mellado. Un sobreenfoque y sobre-contraste tampoco queda mal en este tipo de fotos
    Lástima que supongo, no te dio tiempo de hacer un bracquet o un HDR ya que prácticamente fue foto robada por lo que cuentas. Pero siempre se puede hacer algo con tres ajustes de un mismo RAW y hacer un falso HDR suponiendo que apetezca hacerlo, claro.
    Ya sabes que los blogs están para opinar. Espero no molestarte con este tipo de sugerencias tan subjetivas como amistosas.

  • Juan Miguel // // Responde

    Muy buena imagen Juan. Tienes toda la razón en tu comentario. Felicidades por esta toma.

  • garcía-gálvez // // Responde

    Muchas gracias por tu apreciación, Osselin. ¡Tomo nota!

    Juan Miguel, tu también estás adiestrado en encontrar belleza fuera de nuestro planeta.

    Muchas gracias a los dos por vuestros comentarios.

Deja un comentario a Nando