Yann Arthus-Bertrand: Aventura, Retrato y Fotografía desde el Cielo


Yann Arthus-Bertrand, nació en París el 13 de marzo de 1946 y pronto se apasiona por la naturaleza. Hace una breve incursión en el cine entre los 17 y los 20 años: ayudante de dirección y actor.

Con treinta años, se fué a vivir a Kenya, con su mujer Anne, para estudiar el comportamiento de los leones en la reserva de Masai Mara.

Esta estancia da lugar, en 1981, a su primer libro “Leones” y le ofrece la oportunidad de descubrir, a bordo de un globo aerostático, la belleza del mundo visto desde el cielo.

Al volver a Francia, emprende una carrera de foto-reportero, especializado en aventura, deporte y naturaleza. Cubre diez ediciones del París-Dakar, realiza cada año el libro sobre Roland Garros y fotografía a los enamorados de la naturaleza como Diane Fossey y a sus gorilas en Ruanda.

El reconocimiento de su trabajo traspasa las fronteras, publicando en grandes revistas internacionales como Paris Match, Geo, Life o National Geographic.

Sus retratos tienen en común una manera muy personal de mostrar tanto a los hombres como a los hombres con sus animales:
– Lo que salta a la vista son los telones utilizados como fondo.
– Lo mas importante es, sin duda, el constante empeño del equipo en revelar lo mejor de lo que la persona acepta compartir con ellos, y que la foto permitirá hacer llegar a todos.

Desde las primeras fotografías de animales en el Salón de la Agricultura, todos los retratos se hicieron con un telón de fondo

Los toldos utilizados, se hacen a partir de telas de saco cosidas entre sí y luego pintadas. Los utilizados en el estudio de Mesnuls o en el Salón de la Agricultura miden 10 x 10 m. Los que se llevan de viaje para los retratos en el exterior miden solo 6 x 3 m, a fin de tener también el paisaje en el cuadro.
Fotografía de Yann Arthus-Bertrand

2 Comentarios


  • Luis Andrade // // Responde

    Qué bueno ese fotógrafo, Juan. Gracias por compartir el enlace.

    L

  • garcía-gálvez // // Responde

    Me alegro que también te guste, Luis.

Escribe tu comentario