Ley del Horizonte


En los paisajes no es recomendable colocar el horizonte en el centro del encuadre, para evitar la sensación de que la imagen está dividida en dos partes iguales. Así evitamos la simetría en la composición que, desde un punto de vista estético, puede resultar poco estimulante.

Cuando queramos dar protagonismo al cielo, porque disponemos de atractivas nubes o amenazadores nubarrones se puede situar el horizonte en el tercio inferior y dar así protagonismo al cielo. Por el contrario, si el cielo carece de interés resulta más útil situar el horizonte en el tercio superior.

Opción no recomendada: El horizonte divide verticalmente la imagen en dos partes, creando una cierta simetría.
El horizonte divide la imagen verticalmente en dos partes creando cierta simetría
Opción recomendada: El horizonte lo hemos hecho coincidir con el tercio inferior lo que proporciona un mayor protagonismo al cielo.
El horizonte coincide con el tercio inferior proporcionando protagonismo al cielo

7 Comentarios


Escribe tu comentario